Excesos navideños y dolor lumbar

En esta época del año en la que nos inundan las comidas de empresa, cenas familiares y algunos otros excesos varios, es recurrente la aparición de dolores de espalda en zona lumbar y dorsal, no respondiendo a ningún sobreesfuerzo físico aparentemente.

¿La causa? Precisamente esos excesos. Comer demasiado, mezclar muchos alimentos y abusar de algunos que tomamos muy ocasionalmente, complica las digestiones alterando no sólo el proceso de digestión, sino irritando las raíces nerviosas que llevan información entre médula y los propios órganos digestivos. El consumo en exceso de alcohol nos deshidrata complicando aún más la regulación del proceso digestivo, por lo que unas 8/12 horas después de la comida, suele aparecer un dolor difuso por la zona lumbar, que puede incluso irradiarse hacia los glúteos o hacia arriba por la espalda.

Ya que difícilmente podemos resistirnos a excedernos en estas fechas, la recomendación principal pasa por incluir mucha verdura y fruta fresca en nuestra dieta estos días para reponer vitaminas y minerales, así como beber abundante agua. Las infusiones de té verde son un potente antioxidante que alcaliniza nuestro metabolismo, compensando la acidificación que producen las carnes, el alcohol y el marisco.

Y cómo no, en caso de molestias de espalda, ponernos en manos de nuestro fisioterapeuta para trabajar a nivel digestivo y de la columna, las posibles disfunciones derivadas de problemas digestivos.