El problema de la polimedicación en el paciente con dolor crónico

El aumento de la esperanza de vida ha incrementado el número de enfermedades crónicas que se controlan con medicamentos. Esto, sumado al aumento en el uso de fármacos preventivos, ha hecho que el número de personas polimedicadas crezca rápidamente.

Según Susana Ríos, farmacóloga y directora clínica del Centro Médico Biotronic Salud, «incluso aunque todos los fármacos se utilicen de manera adecuada, es esperable que puedan causar efectos negativos en un momento determinado: es precisamente este lado menos amable de la polimedicación el que debe preocupar y ocupar a los profesionales de la salud.»

Los pacientes polimedicados tienen un riesgo superior al 50% de que aparezcan interacciones negativas entre los medicamentos. Sin embargo, la dura realidad de la vida del paciente con dolor crónico le hace especialmente vulnerable y ello provoca que muchos vean en los medicamentos la panacea, agravando el problema con la automedicación. Es importante saber que una buena salud pasa por consumir solo los medicamentos necesarios.

Estos pacientes deben acudir a Unidades de Tratamiento del Dolor especializadas. En Granada, el Centro Clínico Biotronic Salud es un referente en innovación en tratamientos no invasivos y herramientas tecnológicas, con un concepto único basado en el tratamiento global del dolor y la funcionalidad y el seguimiento del paciente como si fuese objeto de una investigación individualizada. El equipo médico de Biotronic Salud, formado por Susana Ríos, Directora Clínica, Carlos de Teresa, Especialista en Medicina del Deporte e Ignacio Velázquez, Experto en Dolor, nos explica hoy en qué consiste este procedimiento pionero para el abordaje del dolor.

¿Qué es un paciente polimedicado y qué consecuencias tiene la polimedicación?

Se considera polimedicación al hecho de tomar más medicamentos de los clínicamente apropiados. En términos cuantitativos, se considera que el paciente está polimedicado cuando toma 5 o más medicamentos de forma crónica. El riesgo subyace en que, a veces, al combinar los fármacos, no actúan como lo hacen por separado y no producen el efecto deseado.

¿Por qué muchos pacientes polimedicados tienen una menor calidad de vida?

Los pacientes polimedicados, especialmente los que conviven con el dolor de forma crónica, normalmente tienen instaurados tratamientos de muy larga duración con fármacos potentes y en dosis elevadas. Encontramos casos en los que el paciente pasa por diferentes especialistas que van acumulando nuevos medicamentos al tratamiento sin percatarse de que existen interacciones entre ellos. El resultado es que los pacientes ven su calidad de vida seriamente perjudicada por los efectos adversos de la medicación que, aunque va encaminada al alivio del dolor o tratamiento de una determinada patología, desata otros síntomas que hacen de la vida de muchas personas un verdadero calvario.

Uno de los primeros pasos con los pacientes es realizar un estudio pormenorizado de su tratamiento farmacológico para estudiar posibles interacciones, idoneidad de las dosis pautadas, etc. En pacientes con una polimedicación adecuada, nuestro objetivo es mejorar la adecuación terapéutica de cada uno de los fármacos y, una vez controlado el dolor con nuestro tratamiento, iniciar la retirada de los analgésicos de forma reglada.

¿Cómo se puede abordar el dolor crónico?

Los profesionales sanitarios trabajamos en una cultura que promueve el diagnóstico y la prescripción, pero que presta relativamente poca atención a reducir o retirar medicación crónica. En los procedimientos clínicos de Biotronic Salud ocupa un lugar muy importante la “DEPRESCRIPCIÓN” como “camino de vuelta”, porque no hay fármacos para toda la vida y retirar medicación no sólo es posible, sino necesario.

Uno de nuestros mayores retos es que los pacientes crónicos puedan ver reducidas paulatinamente las dosis pautadas, así como el número de fármacos, gracias al alivio del dolor y a la mejora en la calidad del sueño y niveles de ansiedad que nuestros dispositivos y técnicas le proporcionan. La clave está en el uso de tecnologías de elevada efectividad aplicadas de forma NO INVASIVA Y SIN EFECTOS SECUNDARIOS PARA EL PACIENTE, planteando tratamientos altamente selectivos en estos casos, que incluye diferentes acciones analgésicas adaptados a las diversas bases fisiopatológicas que coexisten en estos cuadros dolorosos. Nos caracteriza la total personalización de los tratamientos a través de una exhaustiva labor de investigación sobre el paciente, lo que nos permite INDIVIDUALIZAR EL TRATAMIENTO en cada caso, VERDADERA CLAVE PARA LOGRAR los mejores resultados.

Susana Ríos
Directora Clínica de Biotronic Salud